miércoles, octubre 29, 2014

Entrevistas Cartoneras - Yamil Escaffi



En el desencuentro de los cuerpos todas son formas de no decir nada”

Retomando la complicidad que comparte con la editorial, Yamil Escaffi vuelve a publicar con la Yerba Mala Cartonera tras haber configurado una “Jaula Elemental” en el 2010. En esta entrevista abordamos al autor desde su más reciente trabajo, Cadáveres Personales, que se volverá a presentar en esta oportunidad, dentro del marco de las actividades de la Feria del Libro de Cochabamba.

 
¿Cómo ha sido el proceso de construcción de "Cadáveres personales" para ti?
Sucede durante una etapa en la que traté de escribir sobre elementos cotidianos, donde el encuentro y desencuentro de los cuerpos involucra suficiente poesía que no necesita de las estructuras surreales que me gusta manejar
- ¿Cuál ha sido el hilo conductor del mismo?
Una sexualidad donde no existe nada preestablecido, donde el cuerpo propio se fotografía junto a otro cuerpo y juntos alcanzan una tesitura irrepetible que a veces es soledad pero también llega a convertirse en un entorno vivo
- ¿Que texto del poemario crees tú que es el centro del mismo? ¿Por qué?
En el desencuentro de los cuerpos todas son formas de no decir nada”
Porque toda fusión involucra una otredad que se configura a la distancia, pero durante el acercamiento se reconfigura desde el lenguaje
- ¿Qué cadáveres personales tuviste que re-visitar para concluir el libro?
La Pizarnik enamorada está muy presente,  al límite del plagio. Su lectura para la realización de este libro me ha dado más seguridad para escribir desde lo femenino, porque es en ese terreno donde podemos ver más claramente el matiz de las emocionalidades que el machismo suele atribuir a las mujeres y borrar de los hombres, pero está presente en todas las personas
- ¿Cómo surge la idea de elaborar epitafios ficticios?
Son la invocación de una estructura que se abre, es el cambio en el tiempo y espacio del mismo concepto a través del juego de la exploración del cuerpo. No escribe lo mismo un  hombre que una mujer ni se escribe ahora como se escribía en 1920
- ¿Con qué escritores o estilos te sientes más identificado cuando escribiste o releíste "Cadáveres Personales"?
Lo veo con un estilo clásico, adentro de todo margen. Al tratarse de una fotografía literaria no va a desafiar ningún estilo ni lenguaje pero consolida una narrativa, ese era mi reto, a pesar de ser disgregado reúne los elementos necesarios para contar una historia.
- ¿Cómo defines la situación actual de la poesía Boliviana?
Paso
- ¿Qué proyectos literarios se vienen después?
Estoy trabajando un texto poético con el que me despediré, por un tiempo, de la escritura. He experimentado con diferentes estilos poéticos y estoy en una fase de aglomerar todo lo aprendido y leído para poder gestar una narrativa más completa y profunda en el poemario llamado “Tan lejos del tacto”. A pesar de mí pasión por escribir quiero experimentar más con las artes visuales como parte del “Colectivo Martina Bug” con proyectos de género y medio ambiente.