martes, octubre 09, 2018

V festival de poesía Panza de Oro

Durante cuatro días, Cochabamba se vio bombardeada por lecturas: instituto psiquiátrico, centro audiológico, instituto de la ceguera y centro penitenciario "San Sebastián" mujeres por las mañanas; espacio martadero, galería Urquidi, librería La Libre y centro Patiño por las noches; además de lecturas vespertinas en colegios, radio y televisión. La idea ha sido siempre de llevar la poesía a lugares poco habituales, forzando los límites del lenguaje y la comunicación. Una fiesta poética de un festival que se ha consolidado con el paso del tiempo para convertirse en un referente sudamericano. 

La respuesta de la gente ha sido muy importante y nosotros, Yerba Mala y Ubre Amarga, nos vamos satisfechos por ello. Misión cumplida y hasta el próximo año Panza de Oro!!