martes, octubre 20, 2015

PRESENTACIONES CARTONERAS: "Blanco" de Cecilia de Marchi Moyano



                                                                                                                      Giovanni Bello

Quiero proponer que mas que como un cuaderno poético esta colección puede ser leída como un álbum de fotografías que gradualmente se presentan más sobre expuestas: el blanco como el estado final de la foto saturación. Me imagino que algunas de esas fotografías debieron ser en blanco y negro y las otras, de muy baja resolución, debieron ser a color. Me imagino que algunas tienen manchas en su superficie y que el álbum mismo desprende un ligero olor a humedad, naftalina y grasa.

La imagen, a diferencia de la palabra escrita tiene la inquietante cualidad de la sincronía. Es decir, podemos ver varias imágenes al mismo tiempo pero no podemos leer varias palabras del mismo modo. Para los fines de esta pequeña presentación quiero creer que el olvido y la muerte actúan de la misma forma que la imagen frente a los ojos de quien las mira: la dureza del pan crudo amasado en madrugadas viejas, el olor a piel que tiene el ajo recién cortado o la pequeña maceta con violetas en medio del patio del asilo de ancianos son los residuos inconexos de una vida que acaba, de una construcción demolida, una imagen borrosa, aquello que se olvida y muere.

Como proyecto poético femenino, además, no deja de ser llamativo el hecho de que, a diferencia por ejemplo de la poesía de Marosa y todas las escritoras obsesionadas con el mundo de su infancia, Blanco existe en el opaco mundo de la vejez. En ese mundo no se inventa la memoria sino mas bien se inventa el olvido. En otras palabras, y si nos ponemos quisquillosos, mas que desde el cuerpo femenino, Blanco se escribe desde el cuerpo muerto o a punto de morir. Cosa que, bien vista, es infinitamente mas trascendental: la luz del olvido y la opacidad de la muerte como instancias de la escritura poética.


No faltes a la presentación colectiva:Arrazando el blanco, donde tendremos el agrado de dar a luz los siguientes títulos: "Luciernaga Sangrante" de Julio Barriga, "Arrazando" de Jorge Cuellar y "Blanco" de Cecilia de Marchi Moyano, se realizará el sábado 24 de octrubre en la Feria Internacional Del Libro Cochabamba 20:15 Salón Nestor Taboada Terán

miércoles, octubre 14, 2015

Melgarejos de todas partes





Con el financiamiento de la Cooperación Suiza - COSUDE, Yerba Mala está llevando a cabo un proyecto literario que consiste en la implementación de talleres de esta índole en la ciudad de Tarata con el objetivo de aumentar la formación, producción, desarrollo y promoción de autores y propuestas emergentes

Es debido a ello que este sábado 17 de octubre desde las 16:00 en el marco de la IX Feria del Libro-Cochabamba,  tendrás una probadita de los trabajos que se vienen realizando, ya que contaremos con las lecturas y experiencias de los niños y jóvenes que actualmente están cursando el taller. 

Ven, acompáñanos y disfruta de la literatura tarateña.



jueves, octubre 08, 2015

Entrevistas Cartoneras - Francisco Ide

Francisco Ide hablando sobre la naturaleza humana, las no influencias a la hora de escribir y su opinión acerca de las editoriales independientes 


Por: Equipo Yerba Mala



Fotografía. Emiliano Valenzuela 

Poemas para Michael Jordan (Ajiaco Ediciones) y Yakuza (Cinosargo, Yerba Mala Cartonera) han salido con poco intervalo de tiempo ¿Cómo lograste cambiar el chip para escribir cada poemario? ¿Consideras que has tenido una etapa muy prolífica?

Estuve escribiendo Yakuza algo así como dos años. Ya casi en la etapa final de ese proceso empecé el libro de Jordan, que me tomó un par de meses. Entonces la escritura simultánea de esos libros duró un tiempo relativamente corto. Convivieron un tiempo corto. Luego fue pura corrección. En relación a mi biografía, el primero tiene que ver con la pérdida amorosa y el segundo con el cuerpo, la alegría, el amor. Se entiende.

¿Es Yakuza un poemario violento?

Claro, lo es en varios sentidos. En un sentido general, toda creación humana es huella de violencia. Nuestra naturaleza es tremendamente violenta. Somos naturalmente viles, tendemos hacia la comodidad, buscamos someter al otro en la escala que sea. Nos movemos con propensión a la jerarquía. Nuestra sociedad capitalista es violenta y está alienada porque el capitalismo y el mercado utilizan y promueven estas condiciones. Las promueven, pero no las crean, digamos. Somos crueles porque estamos atormentados con la muerte, entonces no pensamos en la muerte y vivimos como unos hijos de puta. Por eso existen corrientes de pensamiento tan antiguas como el budismo, que nos dice cosas básicas como que la verdad de la existencia es el sufrimiento, que hay que pensar en la muerte, entrenar la mente, lograr el autocontrol, la disciplina, practicar la compasión, conducirse amorosamente. Nuestra naturaleza es vil y violenta. El otro aspecto de nosotros hay que desarrollarlo mediante un trabajo consciente. De alguna forma la escritura es un espacio que nos hace más conscientes de nosotros y del mundo. Por eso en los textos está la huella de todo lo que somos, de nuestra violencia primigenia, antigua. Entonces claro. Sólo tenía ganas de decir esto. Por supuesto también es violento en su superficie. Yo quería escribir poemas de acción, con persecuciones en auto, cabezas que explotan, tatuajes, y una gran cantidad de sangre. Entonces está presente toda esa violencia convencional y cinematográfica. Al estilo de Miike y Cronenberg. Una violencia que no es realmente violenta. Vemos decapitaciones en internet, niños jugando con cabezas degolladas a la pelota. Eso ha pasado siempre, solo que ahora tenemos cámaras en el bolsillo. Las épocas de hipercorrección se escandalizan cínicamente con imágenes que en realidad (por su distancia) solo provocan cierto placer estético. No puede ser de otra forma, creo. Ya estamos o debiéramos estar curtidos contra el horror de la realidad. El realista horror de la realidad.

¿Cuál es el peso que tuvieron tus experiencias a la hora de escribir este libro?

El amor de pronto se tornó un exilio y el exilio la obligación de reaprenderlo todo, desde cero. Tener que aprender un nuevo lenguaje, nuevos códigos. Esa experiencia conectó con la figura del inmigrante.

¿Qué autores han influenciado en este poemario y cuales predominan por lo general en tu forma de escribir?

Todo lo que me parece en un momento relevante  de ver o leer, todo lo que abre reflexiones o despierta imágenes y sentidos, es una influencia. Incluso las cosas que no me gustan. El desprecio por ejemplo, puede ser muy productivo. Conectas con algo que no quieres. Eso es el negativo de lo que sí quieres. A veces sólo puedes llegar a una forma más o menos satisfactoria de decir algo mediante esta crisis de sentido. Entonces mi influencia es todo lo que me gusta y todo lo que no me gusta. Todo lo que no me sirvió en realidad sí me sirvió. Para escribir Yakuza me sirvió mucho leer a Mishima y no me sirvió nada leer a Kawabata. Pero Kawabata me sirvió mucho, por defecto, para escribir Jordan.

En cuanto a la poesía en general, creo que me dejé contaminar por la forma de pensar de e. e. cummings. Es una de mis personas muertas favoritas en el mundo.


¿Considerarías a Yakuza como una obra de ficción? ¿O dentro que temática o estilo definirías tu trabajo?

En ningún caso consideraría un texto literario como no-ficción, a pesar de los aspectos de realidad que pueda tener. Para mí eso es extensible a todo. Hay cosas que durante un periodo se  aceptan como verdades. O algo tomado por falso de pronto es una certeza. Los paradigmas cambian. Creo que realmente no sabemos nada del mundo, nos movemos en base a intuiciones, teorías y deseos. Mediante la creatividad, en el fondo. Todo mi sistema de creencias puede ser totalmente falso, toda mi relación con la realidad puede ser (y de hecho, creo que es) pura ilusión. Entonces ¿qué mierda no es ficción? Todo es un relato o varios relatos, sobre los que tomamos una postura. Decir que la existencia es más profunda que la mera experiencia vital y la contingencia, por ejemplo, es tomar una postura. Adivina.

Respecto a lo otro: la cuestión de los estilos y las tendencias y otras taxonomías son cero vitales, por lo tanto no me interesan. Escribo como mejor me sale, tratando de escribir lo que me gustaría leer. La temática es el amor, por supuesto. Siempre escribo sobre amor y “algo”. Yakuza es sobre amor y crimen.


¿Cuál es tu opinión de las editoriales independientes? ¿Cual crees que es el mejor medio de difusión de tu trabajo?

En chile hay muchas editoriales independientes que hacen un buen trabajo. Por editorial independiente entiendo una editorial que busca posicionarse en un mercado que las editoriales grandes no explotan. En ese sentido todo lo que publican es una apuesta. Mucho del material más interesante (en la mayoría de los casos, el menos comercial) que se produce literariamente en Chile, está publicado por estas editoriales. Creo que la única contradicción está entre la forma en que se pelean un mercado y el trato con los autores. Se da mucho que para el business son “micro-empresas-editoriales”, “emprendimientos”, etc. Pero para pagarle al autor en proporción a los libros vendidos son “independientes”. He visto casos en que la relación editorial-autor es de absoluta manipulación emocional. No le cobran al autor, le regalan 10 libros y listo. Le “hicieron un favor”. Eso es mierda. Pero hay mierda peor: editoriales que le cobran al autor, le dan el 10% del tiraje en libros y chao. Creo que esto se da por falta de información en ambas partes. Por un lado las editoriales imitan las prácticas y tratos ya instalados, en lugar de averiguar la forma más correcta. Y por otro lado los autores son tan emocionalmente débiles, tienen tanta expectativa de su obra, que son capaces de regalar sus textos con tal de ser publicados. Por suerte esto se está acabando. Hoy existe la Cooperativa de editores y el Sindicado de escritores (SUDEC). Creo que eso ayudará mucho. En el fondo tienen que pelear juntos, para el beneficio y dignidad de ambas partes.

Creo que todos los  medios de difusión son buenos. A mí me gusta el texto impreso, entonces prefiero los libros, en el formato que sea. Quizás es un arcaísmo, pero me parece más humano, hay una relación de contacto verdadero. Pero la difusión por internet también es muy necesaria e importante. Si no fuera por internet nos perderíamos muchísimos textos de gente de otras geografías. Me gusta el formato que tienen ustedes, por ejemplo. Hacen libros accesibles y humanos, impresos. Y también tienen todo el catálogo en internet. Eso para mí es ideal, porque no se está pensando con una lógica de mercado, o con una “moral” de mercado más bien. Porque en realidad, por lo que he visto, el papel no compite con el libro digital. En general uno quiere tener el libro físicamente, aunque esté completo en internet.

El medio que menos me gusta es la lectura en vivo. Creo que es incómodo para todos cuando alguien termina de leer un texto en voz alta. Es todavía más incómodo cuando alguien recita el texto de memoria y con impostación de la voz. Creo que sirve muy poco, aunque a veces, contadas veces, funcione para todos.