lunes, marzo 07, 2011

Bossa Nova Yerba Mala

Wilmar Silva


Yerba Mala comienza este año cantándole a la chica de Ipanema; es decir, publicamos por primera vez un poemario en portugués, el libro elegido para esta ocasión: Anu de Wilmar Silva.


El contacto con este escritor se dio meses atrás cuando coincidimos en una venta de libros y cd's cartoneros con motivo del "Festival Tropofonía". Unas salteñas se encargaron de afianzar nuestra amistad. A partir de ese encuentro, nos dimos a la tarea de publicar el poemario mencionado, pensando que en una noche de trabajo -con pizza y café de por medio- lograríamos el número cuantioso de libros que Wilmar necesitaba para su presentación en Belo Horizonte. No sabíamos lo que nos esperaba. No es lo mismo tocar Bossa Nova, que una cuequita cochabambina.



Largas sesiones de discusiones se sucedieron desde aquél entonces, pues el formato de Anu es muy especial y nosotros queríamos conservar la visión de Wilmar, pero nuestras limitaciones económicas muchas veces nos han privado de realizar lo que soñamos, debido a ese percance los mails Cochabamba-Belo Horizonte se hicieron continuos. Una vez superado ese percance, tuvimos que enfrentar uno aún más grande: el envío de los libros.

Ha sido una verdadera pena comprobar que en pleno siglo XXI, las comunicaciones entre dos países vecinos se asemejen  a los tiempos de la colonia, hasta pensamos en la alternativa de enviar un chasky, ya que la primera parte de  nuestro  paquete  tardó un mes y  medio en llegar a destino. En el tiempo de espera tuvimos que prender velas a nuestros santos y consultar a yatiris semanalmente para obtener alguna respuesta a tanta tardanza.

Finalmente, hace algunos días atrás Wilmar nos informó de la recepción de los libros cartoneros en tierras brasileras, la alegría que sentimos es bastante grande, se ha cumplido una parte muy importante de este proyecto; sin embargo aún nos restan mandar algunos paquetes más. ¿A sufrir nuevamente? Esperemos que esta vez las cosas salgan mejor con nuestras nuevas estrategias de comunicación. Nuestro yatiri pronostica que nos irá mejor.