sábado, diciembre 12, 2009

Motivaciones Cartoneras



Este tiempo estuve algo desmotiva de las cosas cartoneras, no sé si por agotamiento, puede ser ha sido un año de muchos cambios, en fin estaba esperando que pase algo, por lo general y aunque parezca ridículo justo cuando estoy a punto de tirar la toalla pasa algo que me devuelve las ganas, pero ya iba un buen tiempo sin señales ni cosa por el estilo. Me estaba esforzando, me estaba forzando más bien.

Decidí darme tiempo que las cosas vayan pasando, que se termine el año, luego veremos, las cosas tiene su propio ritmo. Pero ayer caminaba hacia mi poderosa brasilia después del trabajo, esa oficina es un horno así que estaba disfrutando del fresco de la calle, cuando los vi. Ahí estaban todos paraditos junto al contenedor de basura eran perfectos, como si me estuvieran esperando, recordé esa dorada época en la que me esperaban al salir del trabajo. Igual estaban ellos como un regalo perfectamente alineados, listos para que yo me los lleve. No saben lo lindos que son esos cartones, se nota que son de una tienda jailona, de un lado un color rojo navideño medio oscuro y del otro cartón corriente. Grandes, limpios como para sacar seis tapas de cada uno.Definitivamente es una señal, definitivamente debo seguir con esto. Extraño a mis cómplices paceños, habrá que reclutar algunos cochalas. Escribo ahora con los cartones apilados en mi escritorio, casi puedo escuchar la excitación del estilte guardado en el cajón.