miércoles, mayo 16, 2007

Las fotografías de una aliteratura


Yerba Mala recoge una tradición iniciada desde mucho antes en La Paz. Nos imaginamos las formas como se las ingeniaron los literatos viejos para hacer sus publicaciones alternativas. Hoy todavía perduran algunas formas como son los periodiquitos de alasita.

Entre esos escritores cabe destacar a uno de los lobos de mar, un maestro que nunca nos aburrió en las farras y que además sigue escribiendo sagaz e hirientemente. Nuestro agradecimiento a Humberto Quino por aceptar la invitación para comentar uno de los libros en la presentación. No es casual que las luces formen al rededor de él un áurea maldita.

Éstos algunos de los libros.


Aquí una foto que recordamos con cariño. (izq-der) Humberto Quino, Nicolás G. Recoaro, Marco Montellano, Erick Cutipa, Gabriel Llanos.


El señor K, que también estuvo presente, dijo de este retrato:

Me siento interpelada por este libro (se refería a 27. 182. 414), porque yo también soy un número…”, gritó Nayra en silencio su apego total a este tipo de literatura que pega duro y deja el ojo en tinta..

La foto precisamente es de Nayra de la Zerda.

Al día siguiente habría de llegar desde Santa Cruz otra de las escritoras: Banesa Morales




Agradecemos también a uno de los productores del documental que todavía sigue filmándose: el Espa (Leonardo Spinetti).


Y aquí uno de los protagonistas de la noche, el Malevo (Nicolás García Recoaro). Lunfardista (jerga argentina) que nos deleitó con sus narraciones. Uno de los escritores de Yerba Mala que siempre nos está alentando.

La noche de esta presentación cerró con esta descripción:

Aparte de la lluvia y los enormes copos de nieve, la invención de los traguitos Hugo Viscarra, y la clausura en boca de jarro con el poderoso Conjunto Señorial Explosión “Rumy Marka”, la noche del viernes 27 de abril en el Teatro de Cámara de la Alcaldía Quemada Ceja de El Alto tuvo o fue un gesto poético imperecedero.