miércoles, junio 25, 2008

en FESTIVAL ENCUENTRO DE LITERATURA

El centro cultural juvenil Wayna Tambo, en cumplimiento con sus actividades de gestión, INVITAN participar del FESTIVAL ENCUENTRO DE LITERATURA Y ARTE PLÁSTICO 2008 a realizarse del 25 al 28 de junio en su salón de enventos.

La Editorial Yerba Mala Cartonera, apropósito del envento, tendrá tres intervenciones: lectura de autores Y.M.C., proyección del documental Yerba Mala y participación con lecturas en la calle 8. (Véase cronograma)

Esperamos tu participación y apoyo a esta linda iniciativa.


CRONOGRAMA DEL FESTIVAL


miércoles, junio 18, 2008

En el Patiño de La Paz

Nota de La Prensa

Yerba Mala, un documental sobre la editorial artesanal alteña Yerba Mala Cartonera, se presentará hoy a las 19.00 en el Espacio Simón I. Patiño (Ecuador No. 2503). La cinta, grabada por el grupo argentino Colectivo 7 que estuvo en el país durante ocho meses de 2007 para efectuar una serie de trabajos audiovisuales, es un homenaje al desaparecido escritor Crispín Portugal, fundador de la editorial. Tres historias reflejadas en las obras iniciales de Yerba Mala: Almha la vengadora, de Portugal, Línea 257 de Roberto Cáceres y Khari Khari de Darío Luna hilan la cinta de 77 minutos de duración.

lunes, junio 16, 2008

El documental Yerbamala por fin se estrena en La Paz

Amigos, para la presentación del documental llega uno de los integrantes de Colectivo 7 desde Argentina, el Malevo Recoaro. Aquí les mostramos la invitación.
El espacio Simón I. Patiño/CEDOAL y
la Editorial Yerba Mala Cartonera
invitan a la presentación del documental:

Yerbamala
que se realizará en el Anexo del Espacio Simón I. Patiño
el día miércoles, 18 de junio a horas 19:00

Yerbamala es un documental que -además de profundizar en la joven editorial alteña- se interna en las relaciones editoriales del país, abre el debate acerca de las causas de la heterogeneidad literaria (estética, comercial y temática) y brinda una mirada externa a la realidad cultural en Bolivia: una manera de profundizar y entender la literatura 'boliviana'.Yerbamala es una producción argentino-catalana, a cargo de Colectivo 7, cuyos integrantes visitaron el país durante el año 2007. Yerbamala fue expuesto a la fecha en Barcelona y el pasado marzo estrenado en la Casa del Escritor de Buenos Aires.

Los testimonios en el documental giran alrededor del libro y el problema de las editoriales en Bolivia. Algunos de los actores dicen:

“En El Alto no se está leyendo”.
CAMARA DEL LIBRO

“La gente es pobre, el libro es caro”.
PLURAL

"Me han pirateado una vez y me sentí un escritor consumado.
El escritor que nunca ha sido pirateado se debe sentir frustrado,
¡ni siquiera lo quieren los piratas!
"
HUMBERTO QUINO

“No lea, baile”. (Graffiti en la pared de la CÁMARA DEL LIBRO)

Actores del mundo editorial como Virginia Ayllón, Alfaguara (Santillana) y otros dan sus puntos de vista sobre un problema que nos convoca a todos.

Un documental presentado en Argentina, España y Cochabamaba ahora se presenta en La Paz, Bolivia, en el lugar donde se filmó.

Más información: PalabrasMas (Bol), Los tiempos (Bol), Renacer (Arg.), Colectivo 7 (Arg.), El Diario (Bol.), Página12 (Arg.), Opinión (Bol.)

viernes, junio 13, 2008

Ganadores Oscar Cerruto 2006 -2007

Por las cosas extrañas y dichosas de la vida he presenciado la presentación de cuentos ganadores del concurso Oscar Cerruto, organizado desde hace dos años por el Centro de Estudiantes de la Carrera e Literatura de la UMSA.

El fruto de los dos años del concurso es un libro (tamaño "breve") con los textos ganadores. Se trata de cuentos cápsula, algunos enrevesados, anudados, que requieren de cierta sensibilidad, otros jocosos y de fácil digestión. Uno a uno se puede ir degustando de ellos, como caramelos cuyo sabor solo se determina al terminar de saborearlos.

Lo ganadores del 2006 y 2007 han sido respectivamente:

Muñecas

Cristina Wayar

Para mamá fui siempre una muñequita, con vestidos de volados y cabellos bien peinados. También jugué a ser madre y mis muñecas fueron mis niñas; les ponía vestidos elegantes y cepillaba durante horas sus caballeras rubias para trenzarlas y ponerles lazos vistosos.
Sé de muñecas, lo juro; pero cuando mi marido me arranca el vestido y me tiene cogida de los pelos, no dejo de preguntarme: ¿No que los hombres no jugaban con muñecas?


…Conquista

Por: Diego Mejía

Bajó de la colina, con su andar preciso y corto, dispuesta y al acecho; sabía en lo profundo de su ser que la mejor forma de capturar, era volverse presa. Él no podía contener sus ansias al ver su silueta dibujada en la pradera, cuando le acosaba de espaldas, sabiendo que él descubriría su imagen, revelada por el aroma que dejaba en el viento. Así, le rodeaba lentamente, siempre alerta, ensombrecida por la cautela, pendiente de cada movimiento; mientras, él la seguía con el olfato creando figuras sobre la maleza y el forraje, girando siempre en torno sin quebrar el silencio de la hojarasca con un paso.
-aquí- decía una sombra.
-no, acá- parecía responder otra y, entre la quietud que dejaban las pausas y el vaivén de las ramas, solo unas risas seguidas de su propio eco rompían la espera.
-¡aquí!- gritó entonces una de las sombras ya en medio vuelo, mostrando alegre las fauces.
-¡no, acá!- parecía responder otra desde lo profundo y oscuro que había detrás de una sonrisa, él no podía contener sus ansias, jamás había tenido cena más feliz.

martes, junio 03, 2008

Tiempos de revancha


Publicamos una parte del reportaje sobre editoriales cartoneras que salió hoy en Página 12 de Argentina. Esta es la parte para Bolivia:

Tiempos de revancha
A principios de 2006, los escritores bolivianos Darío Luna, Crispín Portugal y Roberto Cáceres querían publicar en el mercado editorial más pequeño de América latina (1.200.000 personas no saben leer ni escribir). “Estuvimos un poco angustiados, pues había mucho que decir, sobre todo de El Alto; y luego de ver las experiencias en la Argentina y Perú, nos decidimos”, recuerda Cáceres. “Publicamos nuestros libros con poca esperanza, pero a la gente le gustó y empezamos a crecer. La recepción por parte del medio intelectual fue en un primer momento reticente, pero posteriormente se integraron”, revela Cáceres, que publicó Línea 257 en YMC, cartonera que cuenta en su catálogo con 17 títulos. “La yerba mala crece en cualquier parte, sobre todo en el lugar que tú menos la desees, y siempre se la quiere extirpar porque es molesta –explica Cáceres–. La vas a sacar y va crecer otra vez. Hemingway decía que los pobres somos como la yerba, crecemos en cualquier parte. Por eso nos ha gustado Yerba Mala, porque nos van a matar, pero van a venir otros atrás... Es una suerte de terquedad por la supervivencia.”

“En 2006, nadie comprendía cómo se había organizado la gente para derrocar al Goni (Gonzalo Sánchez de Lozada), no había un líder, todo el mundo salía a la calle. Podría decirse que Yerba Mala comenzó devolviendo uno de los gases lacrimógenos: valorándonos, encaprichándonos en lo que somos nomás, sin mayores pretensiones. Evo subió y nos reconocimos aún más –admite Cáceres–. Pero ese reconocerse no es hacer una literatura panfletaria, sino una literatura que eleve nuestro imaginario, que construya nuestra cultura, que no es ni la andina pura, ni la camba pura, ni la occidentalizada, sino una mezcla de eso.” El único apoyo que recibe YMC es de los lectores. “Tratamos de apostar a una literatura sin donativos, lastimerías, subvenciones. Existen instituciones que ayudan, ONG, pero hemos visto que seríamos cómplices si recibiéramos su dinero. Creemos que ellos sólo quieren justificar sus dineros y reunirse luego en elegantes hoteles, restaurantes y con ropa de diseño para hablar de la gran ayuda que están haciendo a los pobres. Somos pobres, pero no queremos que sientan piedad por nosotros”, subraya Cáceres. “Ser escritor y editor en Bolivia es quijotesco, romántico, kamikaze o suicida y por eso mismo absolutamente atractivo. Estamos viviendo unos tiempos decisivos, no podemos quedarnos con los brazos cruzados”, sugiere el autor boliviano.

En la ciudad de Cochabamba, Bolivia tiene otra editorial cartonera, Mandrágora, en homenaje a la planta afrodisíaca, pero también a la obra teatral homónima que escribió Nicolás Maquiavelo. Iván Castro Aruzamen (Chuquisaca, 1970) informa que a fines de 2004 decidió con unos amigos llevar adelante el proyecto después de conocer la experiencia de Eloísa. “En nuestra primera presentación, los libros causaron curiosidad y, al mismo tiempo, fue un éxito: hicimos 50 ejemplares de los primeros tres títulos y se vendieron como pan caliente. Hablar de intelectuales en Bolivia es una tontera, porque no hay pensadores y la crítica literaria está en pañales.” Castro Aruzamen, profesor de Literatura y Filosofía en la Universidad Católica de Cochabamba, sostiene que Evo Morales no tiene ninguna significación en el proyecto de la editorial, que ya ha lanzado una veintena de títulos como El pianista, de Piglia; Noches vacías, de Cucurto, y Como la vida misma, de Edmundo Paz Soldán (ver aparte).

“Mandrágora es un proyecto social y cultural, inserto en la lucha contra la deshumanización del neoliberalismo, pero no desde una óptica marxista o socialista. Sabemos que el modelo causa estragos en sectores como los recicladores y que los nuevos parias entre los parias son los cartoneros y chicos de la calle; pero pensar que haciendo libros les vamos a dar un futuro mejor, es una quimera. Sólo buscamos democratizar el acceso al libro y difundir literatura.” Castro Aruzamen reconoce que la relación con sus pares de Yerba Mala es conflictiva. “Ellos defienden abiertamente el proyecto de Evo Morales, y buscan una estética afincada en la literatura de cuño indigenista, marginal, contracultural y todas esas vainas que andan de moda hoy con los populismos.”

lunes, junio 02, 2008

Yerba Mala reloated

Editorial Yerba Mala Cartonera proyecta hoy video documental en el Centro Patiño
Lunes 2 de Junio, Opinión, Cochabamaba

Hoy, a las 19:00 horas, en la sala de la Biblioteca del Centro Pedagógico y Cultural Simón I. Patiño, se llevará a cabo la primera presentación en Bolivia del documental realizado por la Productora Colectivo 7, a la Editorial Alteña Yerba Mala Cartonera. Estarán en la presentación los integrantes fundadores del grupo Beto Cáceres y Dario Luna, quienes pretenden propiciar un debate con el público asistente acerca de las nuevas propuestas literarias.

El 8 de mayo, Yerba Mala Cartonera presentó su documental en la 34 Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en la que estos jóvenes autores compartieron su experiencia de no sólo redactar sus libros, sino también fabricarlos con papel y cartón reciclados.

Yerbamala es un documental que -además de profundizar en la joven editorial alteña- se interna en las relaciones editoriales del país, abre el debate acerca de las causas de la heterogeneidad literaria (estética, comercial y temática) y brinda una mirada externa a la realidad cultural en Bolivia: una manera de profundizar y entender la literatura 'boliviana'.

Yerbamala es una producción argentino-catalana, a cargo de Colectivo 7, cuyos integrantes visitaron el país durante el año 2007. Yerbamala fue expuesto a la fecha en Barcelona y el pasado marzo estrenado en la Casa del Escritor de Buenos Aires.

Acerca de Yerba mala Cartonera

Yerba mala Cartonera responde a una necesidad de abaratar precios de libros, democratizar la posibilidad de lectura y a un acto de reciclaje (estético y ambiental). “Nosotros hacemos arte de la basura”, expresa Crispín Portugal mientras recoge cartones para luego transformarlos en las tapas de los libros. El proyecto forma parte de una red que incluye a Sarita Cartonera en Perú, Eloísa Cartonera en Argentina y -aun en expectativa- Lupita Cartonera en México. En Bolivia, la sede oficial está en El Alto a cargo de Crispín Portugal (+), Beto Cáceres y Darío Luna. La editorial ha publicado a autores como Santiago Rocangliolo, Juan Pablo Piñeiro y Jessica Freudenthal, entre muchos otros escritores, en su mayoría nóveles y quienes responden -según lectura de N.G. Recoaro- a una estética vanguardista.

Tanto los títulos publicados como el documental Yerbamala están disponibles en el espacio Simón I. Patiño, en estantes del CEDOAL, como en la feria 16 de Julio de la ciudad de El Alto.
En el espacio virtual: http://www.yerbamalacartonera.blogspot.com se informa sobre los requerimientos para escritores que deseen publicar y acerca de nuevas ediciones a publicarse.